etip proyectos y peritaciones en C�rdoba
ingeniería INDUSTRIAL
consultoría energÉtica
TELÉFONO: 957 41 00 41
MÓVIL: 660 41 31 66
blog de noticias ETIP
Servicios › INSTALACIONES ELECTRICAS DE ALTA Y BAJA TENSION › Intalaciones Eléctricas de Baja tensión › Redes subterráneas de baja tensión

En la actualidad es el tipo de red más utilizada, fundamentalmente por la seguridad que implica la distribución subterránea, si bien es cierto que este tipo de distribución origina más averías y los costes de reparación de éstas son mayores. También el impacto visual y ambiental de este tipo de distribución es menor lo que la hace idónea en núcleos y cascos urbanos.

1.- DESCRIPCIÓN

En la actualidad es el tipo de red más utilizada, fundamentalmente por la seguridad que implica la distribución subterránea, si bien es cierto que este tipo de distribución origina más averías y los costes de reparación de éstas son mayores. También el impacto visual y ambiental de este tipo de distribución es menor lo que la hace idónea en núcleos y cascos urbanos.

            Las redes subterráneas de baja tensión se diferencian en exteriores e interiores.

  • Redes subterráneas de exterior: ámbito de aplicación en la ITC-BT-07 del REBT.
  • Redes subterráneas de interior: ámbito de aplicación en la ITC-BT-21 del REBT.

 1.1.- Redes subterráneas de baja tensión exteriores. ITC BT 07.pdf

Este tipo de redes de distribución tienen su origen en centros de transformación de tipo prefabricado o compacto, tanto de superficie como subterráneos, discurriendo por calzadas y aceras a una profundidad de 60 cm. en acera y de 80 cm. en calzada. Estas distancias variaran en función de:

 

  • Canalización que comparten con otras redes subterráneas no eléctricas.
  • Cruzamientos con otras redes subterráneas no eléctricas.
  • Normas particulares de las compañías suministradoras.
  • Ordenanzas Municipales.

La sección mínima a disponer es de 6 mm2, que variará en función de:

  • Red particular.
  • Red para distribución de compañía eléctrica.
  • Intensidad demandada.
  • Caída de tensión acumulada.
  • Intensidad de cortocircuito.
  • Forma de instalación (directamente enterrada, bajo tubo, etc.) 

 1.1.1.- Características constructivas de redes subterráneas de BT.

 En la construcción de una red subterránea de baja tensión se tienen que cumplir una serie de condiciones:

  •  La longitud del cable debe ser lo más corta posible.
  •  Se debe realizar en la medida de lo posible el trazado por terrenos de uso público.
  •  El radio interior de curvatura será mínimo de 10 el diámetro del cable.
  •  Los cruces con carreteras y calzadas deben ser perpendiculares a estas.
  •  La distancia a fachadas de edificios tiene que cumplir lo especificado en las normas municipales y de la compañía suministradora.
  •  Existirán tres tipos de canalización: Directamente enterradas, entubadas y en galería.

En las instalaciones de conductores directamente enterradas, las zanjas deberán tener una profundidad de 0,8 metros y una anchura de 0,6. En caso de que en algún punto un se pudieran enterrar a más de 0,6 m, entonces será necesario alojar los conductores bajo tubo en ese tramo.

En instalación bajo tubo enterrado, el conductor o conductores irán en tubos de material plástico con un diámetro superior en dos veces el diámetro el conjunto de cables, no pudiendo ser inferior a 15 cm.

Por último destacar la instalación de canalizaciones en galería, en donde los cables discurrirán por bandejas, que en el caso de ser estas metálicas, han de estar conectadas a tierra. A su vez las galerías deberán disponer de aireación y drenaje suficiente para evitar tanto el calentamiento como las posibles derivaciones a tierra de los conductores. Será recomendable la instalación de arquetas en cruces y en todos aquellos puntos donde sea necesaria una derivación o empalme.

Las canalizaciones se deben de discurrir, siempre que sea posible, y previa autorización, por terrenos de dominio público.

Asimismo, deberán tenerse en cuenta los radios de curvatura mínimos, fijados por los fabricantes (o en su defecto los indicados en las normas de la serie UNE 20.435), a respetar en los cambios de dirección.

 1.1.2.- Conductores para redes subterráneas.

Para este tipo de distribución se admiten tanto conductores de cobre como de aluminio, aislados con materiales plásticos o fluidos aislantes, pero en general se utilizan los materiales plásticos de tipo elastómeros.

Los cables de aluminio se utilizan siempre que las instalaciones se cedan a la compañía suministradora.

Se protegen contra la corrosión mediante una cubierta exterior y han de poder soportar elevados esfuerzos mecánicos, debido a su condición de tendido subterráneo.

Se pueden instalar conductores unipolares o multipolares con tensión de aislamiento igual o superior a 1.000 V. Las secciones de los conductores de fase deben ser para conductores de aluminio, como mínimo de 10 mm2 y para conductores de cobre, como mínimo de 6 mm2.

1.2.- Redes subterráneas de baja tensión exteriores. ITC BT 21.pdf

Este tipo de redes de distribución tienen su origen en centros de transformación de tipo prefabricado o compacto, tanto de superficie como subterráneos, discurriendo por el interior de la edificación a una profundidad de 45 cm. en acera y de 60 cm. en el resto de los casos. Estas distancias variaran en función de

  • Canalización que comparten con otras redes subterráneas no eléctricas.
  • Cruzamientos con otras redes subterráneas no eléctricas.

La sección mínima a disponer es de 1,5 mm2, que variará en función de: 

  • Intensidad demandada.
  • Caída de tensión acumulada.
  • Intensidad de cortocircuito.
  • Forma de instalación (directamente enterrada, bajo tubo, etc.) 

1.2.1.- Características constructivas de redes subterráneas de BT.

En la construcción de una red subterránea de baja tensión se tienen que cumplir una serie de condiciones: 

  • La longitud del cable debe ser lo más corta posible.
  • Se debe realizar en la medida de lo posible el trazado por terrenos de uso público.
  • El radio interior de curvatura será mínimo de 10 el diámetro del cable.

En instalación bajo tubo enterrado, el conductor o conductores irán en tubos de material plástico con un diámetro indicado en el apartado 1.2.4. de la ITC-BT-21.

Asimismo, deberán tenerse en cuenta los radios de curvatura mínimos, fijados por los fabricantes (o en su defecto los indicados en las normas de la serie UNE 20.435), a respetar en los cambios de dirección.

1.2.2.- Conductores para redes subterráneas.

Para este tipo de distribución se admiten tanto conductores de cobre como de aluminio, aislados con materiales plásticos o fluidos aislantes, pero en general se utilizan los materiales plásticos de tipo elastómeros.

Se protegen contra la corrosión mediante una cubierta exterior y han de poder soportar elevados esfuerzos mecánicos, debido a su condición de tendido subterráneo.

Se pueden instalar conductores unipolares o multipolares con tensión de aislamiento igual o superior a 1.000 V. Las secciones de los conductores de fase deben ser para conductores de aluminio, como mínimo de 10 mm2 y para conductores de cobre, como mínimo de 6 mm2.

1.3.- Montaje de redes subterráneas.

Es importante, antes de explicar cómo se instalan las líneas subterráneas, hacer especial mención a los procedimientos para el transporte y la manipulación de este tipo de conductores.

Este tipo de conductores, que se presenta fundamentalmente en bobinas, rollos o cajas, son especialmente delicados a los golpes y la intemperie, con lo que es fundamental que se manipulen adecuadamente. Si un cable se deteriora y no se detecta en el proceso de montaje, la vida útil del conductor quedará limitada, pudiéndose producir una avería en un corto espacio de tiempo.

Así pues los cables de baja tensión subterráneos:

  •  No deben ser expuestos al sol ni a los agentes atmosféricos. 
  • No deben sufrir golpes en el transporte, la instalación.
  • Las bobinas deben hacerse rodar en el sentido de enrollado del cable.

Para realizar el tendido del cable, lo primero que debemos hacer es colocar la bobina sobre un caballete que permita desenrollar el cable sin ningún impedimento, esto es, siempre el perímetro del carrete por encima el nivel del suelo. Deberá montarse un sistema de frenado, para poder detener el giro de la bobina en caso de que se forme una coca o frenar la bobina cuando se acelere a causa de la inercia.

El tendido se realizará a temperaturas superiores a 0º C para evitar que el cable se agriete. Del mismo modo, el fabricante, deberá indicar el radio mínimo de curvatura, para evitar posibles daños al cable en el proceso de tendido. Se suelta el extremo del cable que vamos a tender, colocándole un cabezal que nos servirá para tirar de él.

El cable puede tenderse de las siguientes formas:

  • Tendido a mano.
  • Tendido desde un vehículo en marcha.
  • Tendido con rodillos accionados con motor.
  • Tendido por medio de un torno o cabestrante.

En todos los casos se utilizarán rodillos preparados para disminuir el roce con el suelo de la zanja si se van a tender directamente enterrados.

En el tendido con vehículo, el carrete se monta sobre un vehículo preparado al efecto y se desenrolla a lo largo de la zanja. Este método presenta el inconveniente de que en caso de terrenos abruptos o con obstáculos no es posible el tendido.

El tendido por rodillos a motor es un sistema reciente, que consiste en la colocación cada 20 o 30 metros de unos mecanismos que arrastran el cable, presentando la ventaja que la tracción necesaria para tender el cable se reparta a lo largo de la zanja.

Pero el método más utilizado para el tendido del cable es por medio de un torno o cabestrante, pudiendo presenta dos modalidades:

Tendido con esfuerzo aplicado sobre el extremo del cable.

Tendido con esfuerzo repartido por todo el cable con auxilio de cable fiador y ataduras adecuadas.

En el primer caso se realiza el tiro enganchando al cable mediante el cabezal.

En el segundo caso se utiliza un cable guía, que cubrirá toda la longitud de la zanja y otro de igual longitud que nos servirá de enganche para el tendido de la línea a lo largo de la línea y cada 5 metros aproximados de la longitud del cable.

Puesta a tierra de las masas.

Se entiende como puesta a neutro de las masas al tipo de conexión del neutro y de las masas metálicas tanto en la conexión con el transformador, como en los elementos finales y receptores.

Los esquemas que podemos encontrar son los siguientes:

  • Esquema TN
  • Esquema TT
  • Esquema IT

La denominación de estas redes se realiza con un código de letras, de la forma siguiente:

Primera Letra: Se refiere a la situación de la alimentación con respecto a tierra.

T= Conexión directa de un punto de alimentación a tierra.

I= Aislamiento de todas las partes activas de alimentación con respecto a tierra o conexión de un punta a tierra a través de una impedancia

Segunda Letra: Se refiere a la saturación de las masas receptoras con respecto a tierra.

T= Masas conectadas directamente a tierra, independientemente de la eventual puesta a tierra de la alimentación.

N= Masas directamente conectadas al punto de alimentación puesto a tierra (en C.A. este punto suele ser el punto neutro).

Otras letras: Se refieren a la situación relativa del conductor neutro y del conductor de protección.

S= Neutro y conductor de protección en asegurados por cables separados.

C= Neutro y conductor a través del mismo cable (conductor CPN)

1.4.- Acometida

La línea de acometida es la red o redes encargadas de alimentar la o las cajas generales de protección partiendo desde la red de distribución de la compañía suministradora. La acometida es propiedad de la compañía y pueden existir una o varias en función de la demanda de energía del edificio.

La línea de acometida se suelen realizar con cables de aluminio de tres fases más neutro, aunque en determinadas instalaciones se pueden realizar acometidas monofásicas. Las secciones de conductores más frecuentes para este tipo de instalación son 50, 95, 150 o 240 mm2.

Los cables llegarán aislados a la caja general de protección.

La acometida deberá cumplir las normativas del Reglamento de Baja Tensión ITC-BT 07 y 11 así como las normas particulares de la compañía suministradora de la zona. La sección de los conductores y el calibre de los fusibles a instalar en la caja general de protección dependerán de la demanda energética del edificio, que será calculada de antemano a través de la previsión de carga.

La máxima caída de tensión admisible en este tramo de instalación estará limitada a un  7% de la tensión nominal de alimentación.

Utiliza cables preferentemente de aluminio, con tensión de aislamiento superior a 1.000 V, resistentes a la corrosión del terreno, irán bajo el rasante del terreno, debidamente entubada, a una profundidad mínima de 0,6 m y debidamente señalizados, preferentemente bajo el acerado.

Los tubos de protección de los conductores entrarán dentro del hueco reservado para la CGP por la parte inferior. Se colocarán dos tubos, uno de entrada y otro de salida, para permitir el paso de acometida entre varias CGP. Estos tubos deberán ser de material autoextinguible, de sección mínima 160 mm de diámetro interior. En la red entubada, las derivaciones siempre se han de realizar bajo arquetas. Por regla general y obligatoriamente en los casos en que se instalen acometidas en grandes edificios con mucha demanda de carga, se instalará otro tubo para poder tender otro cable en caso de que sea necesario.